Corregir imperfecciones

Corregir imperfecciones

Como elegir el corrector adecuado según el tipo de corrección.

Imperfecciones marcadas:

Si deseas eliminar cualquier imperfección marcada como granitos, manchas, rojeces o incluso ojeras marcadas tu producto es el corrector en crema de alta cobertura

Se trata de un corrector compacto de textura en crema y muy cubriente.  Para una correcta aplicación y acabado profesional aplícalo con la ayuda del pincel de corrector "tamaño sombra de ojos pero de pelo sintético" con la piel recién hidratada, verás como se funde con la piel eliminando cualquier imperfección como por arte de magia. 

Para que el corrector se integre con el tono de tu piel sin notarse es importante que elijas un color del mismo tono de tu piel, ni más claro ni más oscuro. Recuerda que su función es camuflar no iluminar.

Aplícalo antes de la base de maquillaje.

Como truco a la hora de aplicar la base de maquillaje recuerda no difuminar la base arrastrando con la esponja o brocha de maquillaje en las zonas donde has apicado el correctos para evitar que se mueva, debes de aplicar la base en esas zona previavente coregidas a ligeros toquecitos.

 

Ligeras imperfecciones y ojeras:

Con el corrector líquido o fluido podrás corregir cualquier imperfección de intensidad media, "sirve para todo" .

Su textura fluida ofrece un acabado natural. Perfecto para ojeras y cualquier zona del rostro, al ser una textura más fundente no se suelen cuartear, ni marcar arrugas.

Elige siempre un tono parecido al color de tu piel y así podrás aplicarlo antes, después o incluso sin base de maquillaje.

 

Ilumina y resalta:

Para aportar un toque de corrección en el contorno de los ojos a la vez que iluminas la mirada el producto perfecto es el corrector iluminador.

Al aplicarlo alrededor del contorno de los ojos resalta, aporta volumen, ilumina y tiene un efecto anti fatiga , en este caso sí elegiremos un tono más claro que el de la piel.
Se puede utilizar también para iluminar y resaltar puntos de luz del rostro como pómulos, perfilado del labio, zona alta de la barbilla y centro de la frente.
No marca arrugas ni secuartea.
Para un mayor efecto iluminador aplícalo sobre la base de maquillaje.
 

 

Consejos Profesionales:

Puedes aplicar estos correctores con la ayuda de la yema de los dedos pero para un resultado profesional se recomienda usar un pincel sintético plano.

Para conseguir una mayor cobertura aplica primero el producto sombre la imperfección e integra a toques hasta conseguir la cobertura deseada, después difumina suavemente el contorno para fundir con el tono piel, evita arrastrar demasiado el producto de la zona a corregir para no moverlo de sitio.

No recargues de corrector las zonas con líneas de expresión como en "las patas de gallo" hasta esa zona no llegan las ojeras y con el paso de las horas se marcarían las líneas de expresión.

Puedes combinar diferentes correctores en un mismo maquillaje según la necesidad de cada imperfección o zona a corregir, atrévete a camuflar y resaltar para conseguir un  resultado perfecto.

Ya no hay excusa para para no tener una piel perfecta cada mañana!

« Artículo anterior

Maquillaje de novia a domicilio

Todo sobre el maquillaje de novia

Siguiente artículo »

Tipos de maquillaje social

Diferencias entre el maquillaje de día y de noche.

2 comentarios

1
22 de Mayo de 2014 a las 12:42
hola me he leído este articulo y me parece muy interesante y creo que hay datos muy interesantes para poder poner en practica, pero mi duda es , los correctores iluminadores van en función del tono de la piel o son igual para cualquier tono de piel?
existen diferentes tonos de iluminadores?? gracias.
2
22 de Mayo de 2014 a las 18:48
Hola Laura, efectivamente existen varios tonos de corrector iluminador, esto dependerá además del tono de la piel, de si lo quieres usar sólo para iluminar puntos de luz o si también lo quieres usar en ojeras para corregir a la vez que iluminas.
Si únicamente es para iluminar algunos puntos de luz: escoge un tono bastante más claro que tu piel, este color no camufla, sólo resalta, aplícalo en la zona alta de los pómulos, triángulo de la frente, barbilla...
Si quieres corregir además de aportar un toque de luz al contorno de los ojos: escoge sólo un tono más claro que el color natural de tu piel y aplícalo en ojeras y contorno de los ojos.

Deja tu comentario

Nombre *

Email (no será mostrado) *

Página web (si tienes)

Tu comentario *

Deben rellenarse los campos marcados con asterisco (*). Los datos introducidos no serán utilizados para ningún propósito que no sea gestionar correctamente los comentarios. Los comentarios introducidos no serán visibles hasta que no hayan sido moderados.